Más de un millón de personas en un desfile del Orgullo Gay de Madrid reivindicativo y festivo

El último taller de la asignatura de “Periodismo para la Igualdad” será sobre un análisis sobre una noticia donde haya una discriminación hacia el colectivo de los homosexuales. En esta asignatura debíamos hacer tres análisis sobre el trato incorrecto en los medios de tres aspectos: violencia de género, inmigración y otros colectivos minoritarios. Antes de empezar y ante todo, quiero denunciar y mostrar mi rechazo a que en pleno siglo XXI aún haya personas que no acepten a este colectivo, que aún haya discriminación por una orientación sexual y que en la sociedad se les considere como un “grupo vulnerable”. ¿Por qué se debe menospreciar, ningunear e incluso despreciar a unas personas por su amor a otras de un mismo sexo? ¿Desde cuándo el amor es motivo de desigualdad y discriminación?

En el manual “Del estereotipo al amarillismo. Prácticas periodísticas incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables” escrito por Aurora Labio encontramos una aproximación a que se le puede considerar “grupo vulnerable”: “…aquellos que se encuentran en una situación de desventaja para ejercer sus derechos y libertades”. A esto último le complementa lo siguiente del mismo manual en cuanto al colectivo homosexual en concreto “La incorporación de los homosexuales como protagonistas en los medios viene así salpicada de situaciones discriminatorias, prejuicios y negación de derechos en virtud de su tendencia”.

Antes de empezar el análisis de la noticia escogida quiero resaltar que, informar sobre este colectivo en los medios de comunicación, puede tener objetivos no muy claros detrás. En el manual escrito por la señora Labio nos lo explica diciendo que, por una parte “consideramos que esta apreciación sobre la tendencia como elemento de interés es fruto de años de desigualdad social y, al menos, puede ser interpretada como síntoma aperturista en la cuestión. Se trata de una manera de hacer visible al colectivo, de familiarizar a la opinión pública…”. Esto significa que si en un medio de comunicación vemos una noticia sobre personas homosexuales la podemos interpretar como algo positivo, una manera de querer normalizar a este grupo de personas, dar a conocer cualquier asunto y no querer ocultar nada. Sin embargo, la otra cara de la moneda y siguiendo con el mismo manual es que “la anteposición  de la tendencia sexual como foco de la noticia, destacar esta tendencia sexual como elemento llamativo y anormal” supone que publicar una información sobre este tema puede tener intenciones morbosas detrás y no ser publicada con el fin de informar.

La noticia que he elegido para este último análisis es sobre la celebración del Orgullo Gay este año en Madrid. Esta noticia fue publicada el 4 de Julio en el periódico digital 20.minutos. Se trata de un artículo neutro, donde se explica cómo fue esta festividad reivindicativa, los actos que hubieron y como anécdota (bastante remarcada por parte del periodista) la asistencia de diferentes personalidades políticas de nuestro país.

En el manual escrito por el “Consell Audiovual de Catalunya”, “Formes de discriminació per motius d’orientació secual i d’identitat de gènere en els mitjans de comunicación audiovisual” en el apartado de temas y espacios donde la temática de la homosexualidad debe aparecer en los medios de comunicación, dice que “que se deben hacer informaciones de manera positiva de la actividad y las reivindicaciones de los colectivos LGBT, y que no se debe hablar únicamente de este colectivo cuando hay una manifestación del Dia del Orgullo LGBT, u otro evento similar, o cuando hay una agresión homófoba o transfóbica”. En este caso, se trata como ya he dicho anteriormente, del seguimiento de la manifestación de Orgullo en Madrid. Además, mientras he estado buscando diferentes noticias sobre este grupo de personas, sólo he encontrado noticias sobre esta temática o sucesos donde este colectivo ha sido agredido. Por este motivo, si la sociedad solo asociamos a este colectivo a un día en concreto donde salen a la calle a reivindicar o cuando sufren algún altercado, la sociedad no se concienciará ni normalizará sus pensamientos sobre de ellos.

q

El titular de la noticia y la imagen elegida por este periódico tiene algunos fallos que el periodista debería haber evitado. La utilización de la palabra “festivo” en el titular o la imagen de mujeres pasándoselo bien con una bebida alcohólica hacen  que asociemos a simple vista, con un primer golpe de ojo a una noticia sobre una fiesta. En el manual que he nombrado anteriormente, escrito por el “Consell Audiovisual de Catalunya”, nos advierten que para proporcionar una visualización correcta del lector hacia la noticia debemos “Evitar relacionar, sistemáticamente, las personas LGBT con un ambiente festivo y nocturno”. Esto supone que, como ya he dicho anteriormente, a simple vista se asocien dos temas y esto puede resultar negativo. No debemos olvidar que este desfile se realiza con un motivo claro: reivindicar derechos y normalizar pensamientos homófobos.

Quiero resaltar una pequeña puntualización que el periodista ha introducido en esta noticia, que probablemente no lo ha hecho con ninguna intención pero que según el manual del “Consell Audiovisual de Catalunya” debemos evitar. En la noticia aparece esta puntualización, “…han lanzado agua para refrescar a los participantes, en su mayoría jóvenes”. Y como aconseja el manual “Debemos evitar generalizaciones, como que ‘los  gais son jóvenes y atractivos”. Utilizando el calificativo de “jóvenes” para informar de quienes estaban en ese momento en la manifestación da un punto de discriminación, dentro del colectivo gay ya que, hay personas de todas las edades que se sienten atraídos por personas de su mismo sexo, y además, se da a entender que sólo los jóvenes participan en esa manifestación. Sin embargo, en las imágenes que vemos por la televisión cuando informan sobre este día, aparecen personas de todas las edades, sexo y orientación sexual.

Otro aspecto que quiero resaltar es la falta de fuentes de personas que estaban allí en el desfile. ¿Quién mejor que una persona que quiere reivindicar para dar su opinión, para dar voz de sus peticiones y que los lectores lo sepan de primera mano? En este mismo manual, “Formes de discriminació per motius d’orientació secual i d’identitat de gènere en els mitjans de comunicación audiovisual”, se aconseja que se debe dar voz “A las personas LGBT para que sean ellos y ellas quienes opinen sobre su vida y así potenciar que ellos sean los protagonistas y también su discurso”.

«Han puesto voz al texto la periodista deportiva Paloma del Rio, el presidente de Cogam, Jesús Grande, y los portavoces de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, Mané Fernández y Amanda Rodríguez». 

Esto último es lo único que se ha añadido en la noticia en referencia a los colectivos LGBT que han participado. No hay ninguna cita textual, ninguna reivindicación que hicieron ese día en Madrid. Esto hace que no se le dé importancia a estas organizaciones, las cuales pueden dar veracidad a la noticia, coherencia y pueden hacer que los lectores sepan informaciones y las tengan en cuenta ya que vienen de una fuente principal.

Por último y para acabar este análisis, me gustaría resaltar la idea de utilizar la presencia de diferentes políticos en esta manifestación como eje central de la noticia. Realmente, este artículo debería ir destinado a informar al lector sobre lo transcurrido en un día tan conmemorativo como el Día del Orgullo Gay en Madrid. No obstante, se ha utilizado un subtítulo de la noticia y cuatro párrafos  de la primera parte de la noticia, para hablar sobre qué políticos asistieron. Ha llegado un punto donde la politización de cualquier evento, aunque sea reivindicativo y evolutivo para la sociedad, ha sido el eje principal. Se ha querido politizar este acto nombrando a los políticos de los partidos políticos que han asistido, dando a entender al lector que son esos partidos aquellos que apoyan este tema y su normalización. Esto puede suponer un punto positivo para los lectores que lean esta noticia o todo lo contrario, la otra cara de la moneda, donde el lector puede asociar negativamente a estos políticos o incluso, y esto es lo peor, al colectivo y a esta festividad.

Be the first to comment on "Más de un millón de personas en un desfile del Orgullo Gay de Madrid reivindicativo y festivo"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*