El nuevo cardenal español: ‘La homosexualidad es una deficiencia que se puede normalizar’

JD

Para este último análisis he decidido tratar la homosexualidad, otro colectivo discriminado tanto en la sociedad como en los medios de comunicación. Para ello he escogido esta noticia del periódico El Mundo.

A pesar de que las relaciones homosexuales están cada vez más normalizadas en los medios y en la sociedad en general, como se indica en la guía La representación eufemística de la relación gay en el periodismo serio de Miguel Hernández Communication Journal, “los medios de comunicación acostumbran a favorecer el funcionamiento de una cultura discriminatoria y que, por lo tanto, la homofobia primitiva que caracterizó sus mensajes hasta la década de los 90 sigue estando presente en pleno siglo XXI, aunque sea de modo mucho más sutil”.

En primer lugar, considero que la noticia es demasiado breve, no podemos hacer un correcto análisis de léxico puesto que se limita a ofrecer declaraciones sin aportar información complementaria. Debería ofrecerse no solo un contexto de la situación en la que se producen las declaraciones, que ya tenemos, sino también las posibles consecuencias que estas han generado. Si bien es cierto que se muestra la reacción de la dirigente socialista María Gámez, creo que es insuficiente para que los lectores puedan ver los efectos negativos que estas declaraciones pueden causar al colectivo en cuestión.

Puesto que la noticia se limita a transmitir declaraciones vamos a proceder a analizarlas.

La noticia se centra en las declaraciones del nuevo cardenal español Fernando Sebastián Aguilar. Más que se centra podríamos decir que son las que forman la noticia. Con esto,  deducimos que el medio no está siendo objetivo, sino que al introducir estas declaraciones sin añadir aclaraciones las está tomando como ciertas e, indirectamente, está posicionándose apoyando esta mentalidad.

«Es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación»

«El señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa -ha insistido- es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado«, por lo que ha sostenido que su posición «no es ofensa, es estima» porque cuando «una persona tiene un defecto, el buen amigo es el que se lo dice«.

Al introducir estas declaraciones está exponiendo lo que el cardenal ha dicho y a la vez justificándolo a través de su propia declaración para parecer más objetivo.

Vemos claro cómo el medio pretende parecer neutral al no aclarar la información y constituir la noticia a base de declaraciones, pero con las citas que utiliza no lo es. De hecho, las únicas citas que introduce desde una visión contraria son las de María Gámez y en estas no se transmite un claro punto de vista de que esto es una aberración sino que se limita a decir que la dirigente “ha mostrado su rechazo”. Básicamente se centra en cómo María Gámez critica al Papa por ser amigo del cardenal, diciendo que este último es solo su interprete.

«No son asuntos de la fe éstos sobre los que habla el cardenal que se convierte en intérprete del propio Papa, que parecía alejado de estas tesis retrógradas, insultantes, anticonstitucionales«

Simplemente con esos tres adjetivos: “retrógradas”, “insultantes” y “anticonstitucionales” se muestra la negatividad de las declaraciones. A mi modo de ver, son insuficientes para mostrar las consecuencias que estas tienen. Se da un claro predominio y más veracidad a las citas del cardenal, por ser más y estar prácticamente justificadas.

En el Estudio sobre la homosexualidad en los medios “Del estereotipo al amarillismo. Prácticas periodísticas incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables” de Aurora Labio nos dice que “a pesar de que la mayoría de los medios españoles no reconocen explícitamente rasgos discriminatorios en el tratamiento de la homosexualidad, en la práctica nos encontramos con mensajes que responden a criterios estereotipados y que destacan esta tendencia sexual como elemento llamativo y anormal”. Esto lo vemos claramente en medios como este, que intentan aparenta una neutralidad pero está siendo claramente discriminatorio con el uso de estas declaraciones.

Siguiendo el tratamiento de las fuentes, en la guía “Superar els estereotips en els mitjans de comunicació audiovisual” del ‘Fòrum d’entitats de persones usuàries de l’audiovisual’ y en colaboración con el CAC, se señala la importancia de “seleccionar, contrastar i diversificar las fuentes de información, y consultar personas y/o colectivos cualificados, especializados i de solvencia contrastada”. En este caso, a pesar de que el número de fuentes es el mismo de cada punto de vista, uno de cada, este es insuficiente y hay un fuerte predominio de las declaraciones del cardenal. Si adaptaríamos estas recomendaciones, al igual que se hace en el manual Recomanacions del Consell Audiovisual de Catalunya sobre el tractament informatiu de la immigració con el tratamiento de la inmigración a la homosexualidad, sería necesaria la introducción de declaraciones de las partes afectadas, en este caso el colectivo homosexual, y de alguna persona cualificada y especializada en el tema para advertir de las consecuencias de estas declaraciones y lograr uno de los objetivos de los medios de comunicación que es la concienciación social.

La realidad actual nos proporciona diariamente multitud de informaciones que afectan a los colectivos aquí tratados. La relativa novedad de su presencia en los medios requiere de una formación y una sensibilidad específicas por parte del periodista para ofrecer una imagen adecuada de cada una de las realidades descritas. Sólo de esta forma, podremos avanzar hacia sociedades más igualitarias donde cada vez sea más difícil hablar de grupos vulnerables”, así lo indica el Estudio “Del estereotipo al amarillismo. Prácticas periodísticas incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables”, por tanto, desde los medios se debe conseguir transmitir una imagen adecuada de esta situación, calificando de negativas estas declaraciones y promoviendo la igualdad de las personas, tengan la orientación sexual que tengan.

 

Be the first to comment on "El nuevo cardenal español: ‘La homosexualidad es una deficiencia que se puede normalizar’"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*