Cuando realidad mediática y social están en disonancia

women-in-politics

En clase de teoría de esta asignatura se nos ha propuesto consultar este artículo publicado en el año 2013 por Eldiario.es.  En él, se exponen de modo muy breve los resultados de un estudio realizado por el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) sobre la representación de la mujer en la televisión y que podéis consultar aquí.WomanTV

Así pues, decidí leer el informe completo, para tener una idea más amplia de lo que se trataba en el mismo. En esta entrada explicaré las principales conclusiones que pude extraer tras mi lectura.

El estudio, titulado “La representación de las mujeres en la televisión. Informe sobre la diversidad y la igualdad” con el objetivo de examinar en qué medida la televisión refleja la realidad y diversidad de la sociedad catalana. La muestra incluye un análisis de las cadenas TV3, TVE en Cataluña 8TV y Barcelona TV durante el 1º semestre de 2012. Pero, antes que nada, ¿qué contenidos analiza este informe? Concreta, analiza tres tipos de programas:

  1. Teleinformativos: pone el punto de mira en la frecuencia de aparición de las mujeres, tiempo de palabra, contexto en el que aparecen… Concretamente, analiza 4.431 inserciones emitidas en informativos (tanto de hombres como de mujeres).
  2. Otros programas de no-ficción: Esta categoría hace referencia a entrevistas, debates… Analiza la frecuencia de intervenciones, concretamente 1690 intervenciones de actores en debates o entrevistas en un total de 783 emisiones de programas.
  3. Ficción: Analiza los personajes femeninos de los programas (películas, miniseries y series) de producción propia, específicamente 357 personajes de ficción de 169 episodios.

Captura de pantalla 2015-11-18 a las 18.43.23

Pero, para entender los resultados de este estudio es interesante no solo saber cómo se representa a la mujer en los medios de comunicación, sino ser capaz de contrastar esas representaciones con datos demográficos reales:

  • A fecha de 31 de diciembre del año 2012, el 50’75% de la población catalana eran mujeres.
  • Las mujeres suponían un 46,4% del personal médico en ese periodo según datos aportados por el Instituto de la Mujer.
  • Las mujeres se situaban como el 37,5% del total del cuerpo docente universitario, mientras que para el no universitario suponían un 75’3%.

 

PRESENCIA DE LA MUJER EN LA TELEVISIÓN

business woman with a red megaphone on white

 

Volvamos ahora al estudio. A nivel general, las mujeres tienen una menor presencia que los hombres en las tres tipologías (29% frente a 71% en los teleinformativos; 30,7% frente a 69,3% en otros programas de no ficción; 44,5% frente a 55,5% en ficción, aunque hay más mujeres con roles protagonistas). La ficción, por tanto, podría ser considerada como una excepción.

Además, a veces se resta importancia a la mujer mediante la no-identificación con nombre y apellidos, lo que sucede en el doble de ocasiones que en el caso de los hombres (23,1% de mujeres sin identificar frente a solo un 10,5% de hombres).

 

RELACIÓN ENTRE LA PRESENCIA Y LA EDAD

Con respecto a la edad de la mujer, la representación de la mujer en los tres tipos de programas se caracteriza por una mayor presencia de mujeres jóvenes que de hombres jóvenes, y en la ficción una mayor presencia de mujeres ancianas que de hombres ancianos. Además, en los programas de carácter informativo, donde el peso recae sobre la franja de edad adulta, hay una mayor presencia masculina que femenina.

En los espacios de no-ficción a mayor edad de la mujer, menor presencia en los informativos. En  el caso del hombre, sucede a la inversa. Sin embargo, en la ficción las cifras son similares.

edad--644x362

 

ROLES POLÍTICOS Y ROLES SOCIALES

A lo largo del informe se ha diferenciado entre dos grandes grupos según el rol que desempeñan los actores televisivos: roles políticos (aquellos que se desarrollan en representación de una institución de gobierno, administración pública, partido político…) y roles sociales (todos los demás).

En este sentido, las tres de cada cuatro mujeres aparecen con un rol social en los teleinformativos.  En debates y entrevistas también tiene un peso casi total el rol social, al que se vincula al 90% de las mujeres.Todo esto contrasta en gran medida con el 81% de hombres con rol político en los géneros teleinformativos y el 78,1% en debates y entrevistas.

Estos datos reflejan  que la proporción de las mujeres que aparecen como actores políticos es menor a la de los hombres. Además un mayor porcentaje de mujeres que de hombres aparecen como actores sociales.

 

ESFERA PÚBLICA Y ESFERA PRIVADA

Los roles también pueden estar vinculados a la esfera privada de las personas – es decir, aquella mediante la cual las personas aparecen vinculadas a su ámbito personal y ajenas a actividades profesionales y políticas – o a la esfera pública. En este sentido, los datos muestran que se tiende a asociar más intensamente a la mujer a la esfera privada que a los hombres, que suelen vincularse con la pública.

 

LA MUJER DENTRO DEL ÁMBITO POLÍTICO

El tiempo de palabra de las mujeres con rol político supone el 33,6% del total de tiempo de palabra de todas las mujeres (se ha producido un incremento, en 2008 el porcentaje era de 25,8%)., aunque ambién se ha producido un aumento en el caso de los hombres (de 45,5% en 2008 a 49,6 en 2012).

women-in-politicsEl tiempo de palabra de mujeres políticas representantes de gobiernos supone el 16,6% del total de tiempo de palabra de hombres y mujeres. El tiempo de mujeres como miembros de partidos políticos, supone un 26,6%.

Esto contrasta con el hecho de que las mujeres como representantes de partidos experimentan una tendencia constante de incremento de participación. Es decir, la mujer cada vez tiene una mayor presencia en la vida política pero esto no se ve reflejado en los medios de un modo adecuado.

 

LA MUJER EN EL ÁMBITO SOCIAL

Especialmente en los géneros teleinformativos, la mujer se suele vincular más a la esfera personal, y el hombre al mundo de la economía y del trabajo.

En teleinformativos, el desequilibrio más elevado entre la representación de hombres y mujeres se refiere a los hombres como actores económicos (el triple que las mujeres) y como miembros de organizaciones empresariales y sindicatos. En el caso de entrevistas y debates la distribución es similar.

 

TEMAS Y NOTICIAS EN TELEINFORMATIVOS

En los temas de las informaciones se puede apreciar una diferencia sustancial: la crónica política tiene peso en el caso de los hombres, pero no en el caso de la mujer.  

Economía y negocios, sociedad, arte y cultura suponen más de la mitad del tiempo de palabra de la mujer. Economía y negocios, crónica política y sociedad son los 3 primeros temas de los hombres. Por tanto, existen diferencias entre los temas de los hombres y los de las mujeres.

 

ROL DE LA MUJER EN DIFERENTES ÁMBITOS SOCIALES

En términos generales el rol de la mujer tiene unos niveles de poder y de consideración social inferior al de los hombres.

Las mujeres aparecen como una minoría en roles como propietaria o directiva de grandes empresas, como miembro de las estructura directiva de los sindicatos, como médicos… Aparecen más frecuentemente como maestras no universitarias que como docentes universitarias. Respecto a su presencia como personas expertas, se da una contradicción: aunque son una minoría ante los hombres, en el teleinformativo aparecen más mujeres vinculadas al campo científico que al humanístico (a la inversa que en debates y entrevistas.

Estos resultados cobran especial relevancia en comparación con los datos demográficos aportados anteriormente ya que, como vemos, no se refleja en absoluto la realidad de Cataluña.

 

LA MUJER EN LA FICCIÓN

A woman washes clothes in a washing machine pop art retro style. Housewife doing the housework. Clean and tidy

La presencia de mujeres como personajes principales o secundarios es mucho más equilibrada que en el resto de tipos de programas, concretamente supone un 44,5%.

Al igual que en la no-ficción, se las vincula a roles de la esfera privada más que a los hombres (73% frente a 53,5%), mientras que  los personajes masculinos se los vincula a roles económicos, expertos en profesiones liberales o actores políticos, más que las mujeres. Además, los personajes femeninos padecen enfermedades en un grado ligeramente superior a los hombres, aunque la mayoría de los personajes disfrutan de una buena salud.

Las mujeres aparecen haciendo tareas del hogar en un 77,8% de los casos, frente al 56,3% de los hombres, y también cuidando de otras personas (22,2% frente a 0 hombres). También es destacable el hecho de que desarrollen trabajos remunerados en menos casos que los hombres, y además son faenas menos cualificadas.

 

A MODO DE CONCLUSIÓN…

Como hemos podido comprobar, en el estudio se evidencia que las mujeres no solo tienen menor acceso a los MMCC que los hombres, sino que además cuando aparecen lo hacen influenciadas por las concepciones de género presentes en la sociedad.  Esto se puede apreciar analizando cuatro dimensiones:

  1. Protagonismo y autoridad: A menudo la mujer es invisibilizada o silenciada. Tienen menor presencia que el hombre y a veces no se le da voz aunque esté o la tienen desde una situación de menor prestigio y poder que el hombre.
  2. Igualdad en el trato con independencia del sexo: Los medios suelen destacar de la mujer dimensiones de tipo personal (rol familiar, indumentaria, físico) que se dejan de lado en el caso de los hombres.
  3. Valoración equivalente de las aportaciones de hombres y mujeres. Los medios destacan mucho a veces que una mujer sea candidata, científica… más que sus méritos, lo que supone una desvalorización implícita.
  4. Consideración de la desventaja de partida de las mujeres para comprender las situaciones de discriminación. Frecuentemente los medios toman a los hombres como referencia, criticando, alabando o defendiendo a mujeres que irrumpen en hábitos considerados masculinos, reflejando un “ellas” frente a un “nosotros” y, por tanto, revelando relaciones de poder.

Como futuro de la profesión periodística, en nuestras manos está conseguir que la mujer sea representada tal y como merece en los medios de comunicación, ya que solo así cumpliremos adecuadamente con nuestro trabajo y contribuiremos a impulsar la igualdad social entre hombres y mujeres gracias a su poder.  

 

Be the first to comment on "Cuando realidad mediática y social están en disonancia"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*